Colombia tiene un solo reactor que fue donado por los estados unidos en el año de 1965. El IAN-R1 para hacer investigaciones pacificas. El costo del reactor fue evaluado en el momento de la entrega por unos 2 millones ochenta y cinco mil pesos.  Empezó a funcionar a partir de 1966 hasta 1988, año que fue cerrado por los altos costos de mantenimiento. ​ En el año 2005, en el gobierno de Álvaro Uribe Veles, se empezó un proceso de restauración y fue puesto en funcionamiento en año 2014, con el objetivo de realizar investigaciones relacionadas con la energía. El reactor funciona con un núcleo de uranio de 235, con un nivel de enriquecimiento inferior al 20 por ciento.

Esta ubicado en la Avenida El Dorado con Carrera 50 en Bogotá.